“TUVE QUE HINCARME Y LLORAR” PARA QUE ME DIERAN A MI HIJO: PADRE DEL NIÑO QUE MURIÓ EN XCARET

Tomado de Reforma.

Miguel Ángel Luna, padre de Leonardo, el niño que murió en un parque acuático de Xcaret, afirmó que se tuvo que hincar y rogar en el Ministerio Público de Quintana Roo para que le entregaran el cuerpo de su hijo.

De acuerdo con Reforma, la súplica la hizo luego de seis horas de encontrar trabas por parte de los ministeriales, quienes, además del perdón, le pedían no realizar la relatoría sobre cómo un filtro del parques Xenses succionó a su hijo.

Narro que la familia consideró innecesaria una necropsia al cuerpo de Leo, algo que la vicefiscalía aceptó, pero a cambio de firmar un perdón a la empresa, lo cual aceptó inmediatamente.

Aunque al acudir a las instalaciones ministeriales en Playa del Carmen, dijo que quería ejercer su derecho de relatar oficialmente cómo ocurrió el incidente, lo que provocó molestia a los trabajadores públicos.

“Mi esposa no quería que tocaran el cuerpo de mi hijito, para qué hacerle eso, ya sabíamos las causas de muerte. Me dijeron que me daban la dispensa de necropsia, pero tenía que firmar el perdón para el parque, les dije que haría lo que quisieran, fui hacia la Vicefiscalía, pero que quería hacer relatoría de los hechos, lo que pasó, y me dijeron: ‘no, la indicación es que usted viene a ofrecer el perdón, nada más’, y les dije que tenía el derecho a la relatoría”.

Agregó que le “advirtieron, que si no iba a tener de 10 a 15 días de espera, porque había muchos muertos, estuve seis horas en la Vicefiscalía, tuve que hincarme y llorar para que me permitieran llevármelo, creo que le toqué el corazón a la abogada y me dijo ‘ándele, pues, deje relatoría de hechos y tiene que firmar el perdón’. Creo que no querían que, me imagino, quedara evidencia de lo que había pasado”.

Miguel Ángel Luna, quien es un médico reconocido en Durango, señaló que cuenta con la asesoría de dos despachos de abogados para actuar contra quien resulte responsable por las negligencias que derivaron en la muerte de su hijo.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.