PEMEX ANUNCIA INVERSIÓN DE MÁS DE 4 MIL MDD EN PLANTA COQUIZADORA Y EXPLORACIÓN DE YACIMIENTO

El director de Pemex informó que se retomará la exploración del yacimiento Lakach y se construirá una planta coquizadora.

El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, anunció inversiones por cuatro mil 518 millones de dólares que serán destinados a la producción de gas natural y combustibles de alto valor agregado.

Durante su participación en la inauguración de la Refinería Olmeca, en Paraíso, Tabasco, el funcionario aseguró que los trabajos que hasta ahora ha llevado a cabo la empresa en materia de exploración y explotación le han permitido reponer hasta en 100% las reservas petroleras.

Sin embargo, dijo que han tenido que hacerse cargo de proyectos que habían sido suspendidos o abandonados por las administraciones pasadas, como es el caso del yacimiento Lakach, en aguas profundas del Golfo de México, frente a las costas de Veracruz.

El bloque fue dejado de lado por más de seis años al ser considerado como poco rentable por los bajos precios del gas natural en los mercados internacionales, aun cuando para su desarrollo ya se habían invertido más de mil 400 millones de dólares.

Sin embargo, ante la realidad actual del mercado, la empresa ha decidido continuar con el desarrollo de Lakach y explotar de manera comercial la reserva por más de 900 millones de pies cúbicos de gas natural con el que cuenta.

Para ello, se firmó un acuerdo de intención con la empresa norteamericana New Fortress Energy, y para lo cual se invertirán mil 500 millones de dólares adicionales, a fin de que el proyecto pueda comenzar a producir en julio de 2023.

Como parte de estas acciones, Pemex también firmó un contrato llave en mano con la empresa ICA FLUOR Daniel para la construcción de una planta coquizadora en la refinería de Salina Cruz Oaxaca.

Para el proyecto se destinarán inversiones por más de tres mil 18 millones de dólares.

Las plantas coquizadora son las que reciben los residuos, conocidos como combustóleo para después mediante un proceso de craqueo térmico se rompa y se modifique la estructura molecular de los hidrocarburos a fin de transformarlos en productos ligeros de mayor valor comercial como las gasolinas, diesel y combustóleo.

“Esta obra es de gran relevancia porque dejaremos de producir combustóleo y estaremos incrementando la producción en 70 mil barriles diarios de gasolina y diésel”

Según el director de Pemex, la construcción de las cotizadoras en Salina Cruz y en Tula, la adecuación que se está haciendo en todo el sector, así como la incorporación de la refinería Olmeca y Deer Park, permitirán a México alcanzar la autosuficiencia en combustibles al cierre de la presente administración.

Oropeza destacó que desde el arranque de esta administración se ha buscado aumentar el nivel de procesamiento de crudo en las refinerías, pues este pasó de 519 mil barriles en noviembre de 2018 a un millón 98 mil barriles por día, ya contando al complejo recién comprado en Texas.“La adquisición de dicha refinería fue una gran decisión del gobierno para nuestro país ya que no sólo se incrementó de manera significativa la producción de gasolinas, diésel y turbosina, sino que adicionalmente todas las condiciones actuales del mercado, a tan sólo seis meses de haberse cerrado la operación hemos recuperado más de la mitad de la inversión”.

Tomado de Excélsior.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.