PAPÁ DE LEO NARRA CÓMO SU HIJO SE ATORÓ EN UN SUCCIONADOR DE XCARET

Tomado de Debate.

Leonardo de 13 años de edad, falleció  luego de atorarse en un succionador en una atracción acuática del Parque Xenses de Grupo Xcaret, en Playa del Carmen, Quintana Roo.

Su padre Miguel Ángel, narró cómo fue que acontecieron los hechos.

Sus familiares vieron cómo el pequeño Leo desapareció en la atracción “Riolajante”, quienes al principio, pensaron que estaba escondiendo, jugándoles una broma, pero segundos después su padre se dio cuenta que el menor fue succionado por una especie de cisterna.

Don Miguel, padre de Leo quien es un médico reconocido en Durango, ingresó al hueco de aproximadamente 15 centímetros, y vio a su hijo con la pierna destrozada por el sistema acuático e inconsciente, y lo sacó para darle los primeros auxilios.

Luego de esto, Leo fue llevado a un hospital privado, donde un día después murió por problemas pulmonares.

Según relata el padre, personal jurídico de la empresa, junto con la Fiscalía de Quintana Roo, lo presionaron para firmar un “perdón” a Xcaret, o de lo contrario no le iban a entregar el cuerpo hasta el paso de varios días.

“Que si no presentaba una comparecencia respecto al perdón del parque, el cuerpo no era factible que me lo dieran. El domingo firmé, estuve ahí en la Fiscalía porque la encargada de eso en la Fiscalía me dijo: ‘si usted no firma con el proyecto inicial del perdón, usted va a tener a su hijo mucho tiempo aquí”, declaró el papá de Leonardo.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.