FLORISTAS Y RESTAURANTEROS ESPERAN QUE DÍA DE LAS MADRES IMPULSE LAS VENTAS

Tomado de Milenio

Tras el avance en la vacunación familias se sienten más seguras para reunirse a celebrar a las mamás en su día, mientras que restauranteros y floristas esperan que los festejos ayuden a reactivar ambos sectores que han sido de los más golpeados por el cierre de actividades a causa de la pandemia mundial.

La señora Alicia Magallón Villaseñor de 67 años de edad se reunirá este diez de mayo con sus hijos Vanessa y Alfredo Varela para festejar.

“Estamos más tranquilos porque ya todos estamos vacunados”, cuenta Vanessa de 42 años quien viajó a Estados Unidos para inmunizarse. Su hermano recibió la vacuna en México por ser paramédico, mientras que su madre ya cuenta con la primera dosis de AstraZeneca.

También para Elsa Barrientos el avance en la vacunación de las personas de la tercera edad le ha permitido relajar un poco las medidas sanitarias.

“Yo sí festejaré a mi mamá, el año pasado ni la vi y gracias a Dios ya está vacunada con las dos dosis”, dice emocionada.

En cambio Sabina Noriega prefiere guardar los abrazos y los festejos para evitar contagios. No quiere volver a pasar por la tragedia de las fiestas de fin de año cuando la familia completa se reunió para convivir, todos se contagiaron y murió la abuela paterna. Por eso ella dice tajante: “yo siempre la festejo, este año no iré a verla aunque ya esta vacunada”.

En el tradicional mercado de Jamaica desde el viernes pasado, los floristas preparaban los arreglos florales con la esperanza de que subieran las ventas. El año pasado estuvieron cerrados para el día de las madres a causa de la crítica situación que se vivía entonces respecto a los contagios y hospitalización en la capital del país.

“Ya nada más estamos esperando el día para siquiera reponernos, porque este año ha estado muy mal, las flores no se han vendido”, cuenta Jovita Romero, vendedora, quien recuerda cómo en 2020 tuvieron que tirar las flores ante el cierre del mercado. “No había a quien venderle el producto”.

Para los floristas ha sido un año complicado económicamente por la prohibición de realizar eventos sociales y las limitaciones para los funerales.

Este año, floristas y restauranteros esperan que con el avance de la vacunación las celebraciones del Día de las Madres les ayuden a reponerse económicamente.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.